Opciones de embalaje para mudanzas

La forma en que guardemos nuestras pertenencias puede determinar el éxito o fracaso de un cambio de hogar. Cuando el traslado no es demasiado grande, son varias las opciones de embalaje para mudanzas que tenemos a nuestra disposición. ¿Quieres conocerlas? Pues no te pierdas este nuevo post que hemos preparado para ti. ¡Comenzamos!

En un post anterior, ya os ofrecimos algunos consejos para una mudanza que os ayudarán a completarla de la manera más rápida y, sobre todo, satisfactoria. No cambiamos de hogar muchas veces a lo largo de nuestra vida, por lo que es normal no ser un experto y cometer ciertos errores.

Gracias a nuestra experiencia en este campo, podemos contarte que el embalaje es uno de nuestros grandes aliados en cualquier traslado. Sin embargo, no siempre recibe la atención o el reconocimiento que merece. Sin un buen embalaje, el traslado de nuestras pertenencias puede verse en serio riesgo.

Opciones de embalaje para mudanzasAsí, son varias las opciones de embalaje para mudanzas pequeñas por las que podemos apostar y que nos ofrecen grandes ventajas en función de las dimensiones, tamaño y características de nuestras pertenencias. Así, nos gustaría destacar las siguientes:

  • Cajas de cartón: Estamos, sin lugar a dudas, ante el material de embalaje por excelencia. Sirve para guardar objetos ligeros y blandos, ropa de cama, libros, revistas, vajilla o pequeños electrodomésticos, siempre que nos apoyemos en el uso de material de relleno.
  • Plásticos de burbujas: La segunda de las opciones de embalaje para mudanzas es el famoso plástico de burbujas y que solemos utilizar para proteger objetos frágiles, figuras, jarrones, piezas de cristal o joyería.
  • Mantas: Las mantas del hogar pueden convertirse en un gran aliado en nuestro cambio de hogar. Se pueden utilizar para proteger muebles, sobre todo sus esquinas, o aparatos, como una pantalla o un ordenador. Evitaremos arañazos o desconchones y nos aseguraremos que todo llega en perfecto estado a nuestro destino.
  • Cartón ondulado: Este material es una de las mejores opciones de embalaje para mudanzas, ya sea entre particulares o para los profesionales del sector. Es renovable, reciclable, biodegradable y ofrecer un gran servicio a la hora de proteger toda clase de objetos.
  • Material de relleno: El último complemento que tenemos ante nosotros y que permite un transporte mucho más eficaz y seguro. Puede ser desde papel de periódico hasta piezas de polietileno expandido, tejidos… Lo utilizaremos para rellenar huecos vacíos y evitar golpes y choques entre nuestras pertenencias.